La gastronomía croata es una cocina heterogénea, la cual tiene gran influencia de la cocina mediterránea, eslava y musulmana.