En esta ocasión vamos a preparar unas deliciosas recetas de muslos de pavo guisados. Si bien es cierto que es una receta muy común en Navidad, se puede degustar durante cualquier época del año. Empecemos a preparar ese sencillo, pero maravilloso guiso…

Recetas de Muslos de Pavo Guisados: ¿Cómo Preparar Muslos de Pavo?


Muslos de Pavo al Vino Blanco, Patatas y Verduras


Ingredientes

• 1 ramita de perejil
• 1 zanahoria
• 125 ml de vino blanco
• 2 cebollas blancas
• 2 muslos de pavo
• 3 dientes de ajo
• 6 patatas
• Aceite
• Sal

Preparación

En una olla grande, añadimos un chorro de aceite de oliva y sofreímos los muslos. Una vez que estén bien dorados. Les agregamos sal y reservamos para después.

Ahora vamos a picar la cebolla en juliana y la agregamos en la olla con aceite a donde sofreímos el pavo y doramos las cebollas a fuego lento. Agregamos los muslos de pavo y agregamos agua y vino y dejamos cocinar a fuego medio-lento durante una hora y media, hasta que la carne del pavo se encuentre blanda.

Una vez que nuestro pavo esté listo, lo sacamos de la olla y reservamos para después.

Mientras tanto cortamos las patatas y las zanahorias en trozos grandes, y pelamos los ajos y picamos el perejil. Los agregamos a la olla, y dejamos cocinar durante 25 minutos para que adquieran el sabor de la salsa. Verificamos si se encuentra bien de sal, si le falta agregamos un poco.

Para servir, colocamos los muslos en un plato y agregamos la salsa sobre ellos.


Muslos de Pavo con Vino Blanco, Pasas y Verduras


Ingredientes

• 1 cebolla
• 1 pimiento verde
• 1 tomate
• 1 vaso de vino blanco
• 12 pasas
• 2 puerros
• 2 zanahorias
• 4 muslos de pavo
• Aceite
• Mantequilla
• Sal

Preparación

Lo primero que haremos será picar los puerros, el tomate, la zanahoria, el pimiento y la cebolla.

Seguidamente los colocamos en una sartén grande con aceite y los doramos bien.

El siguiente paso es añadir los muslos de pavo y verter el vino. Transcurridos unos minutos cubrimos con agua y agregamos sal a la mezcla, para dejar que se cocinen a fuego lento.

Una vez que nuestra carne de pavo se encuentre en su punto, lo retiramos y colocamos en una fuente.

Finalmente nos toca saltear las pasas con mantequilla en una sartén aparte para luego incorporarlas a la salsa del pavo, y ya estamos listos para servir.