El queso de cerdo también conocido como queso de cabeza, queso de chanco o queso de puerco es un fiambre rico, nutritivo y tradicional. A pesar de su nombre, no se trata de un producto lácteo, sino de un embutido que se prepara con la cabeza del cerdo, aunque también puede incluir carne procedente de las patas o el corazón. ¿Te animas a probarlo?

Receta de Queso de Cerdo: ¿Cómo Hacer Queso de Cabeza?

Ingredientes

• 1 cabeza de cerdo
• 1 pata de cerdo
• 1 puerro
• 1 taza de vinagre blanco
• 1 taza de vino blanco
• 2 cebollas
• 2 cucharadas de orégano
• 2 hojas de laurel
• 2 manos de cerdo
• 2 zanahorias
• 3 dientes de ajo
• 4 tazas de caldo
• Pimienta
• Sal

Preparación

Empezaremos colocando la cabeza del cerdo junto con las patas y las manitas en una olla con agua. Agregamos las hojas de laurel, las zanahorias, la cebolla, el puerro y un poco de sal y dejamos cocinar por 2 ½ horas aproximadamente.

Cuando las carnes ya esté blandas, agregamos el vino, y dejamos cocinar por 10 minutos más.

Es hora de retirar las carnes de la olla y escurrirlas. Reservamos 4 tazas del caldo de la cocción para después.

Cortamos las carnes en pequeños trozos, tratando de quitarle la mayor cantidad posible de grasa. Seguidamente las condimentamos con orégano, vinagre blanco, comino, ajo molido, pimienta y sal.

Ahora colocamos la carne condimentada en una olla y agregamos las tazas del caldo de cocción que reservamos. Dejamos hervir por unos 5 minutos desde que rompe el hervor. Dejamos enfriar y luego llevamos la carne al refrigerador.

Cuando queramos utilizar el queso de cerdo, simplemente lo sacamos de la congeladora, lo cortamos en rodajas y lo podemos comer solo, en sándwiches o acompañado de papas o ensaladas.