¿Estás con antojo de algo dulce? Entonces animate por la torta helada, un delicioso y fresco postre peruano, perfecto para el verano, elaborado en base a un bizcocho redondo, gelatina y fruta.

La torta helada nació en la década de los 60´s, y se caracteriza por llevar 3 capas. La base superior lleva una capa de gelatina de fresa, la capa mediana lleva gelatina de fresa batida con leche y la capa inferior consta del bizcocho. ¿Estás lista(o) para prepararla y disfrutarla?

Torta Helada: Delicioso y Refrescante Postre Peruano

Ingredientes

• 1 ¼ taza de harina
• 1 cajita de gelatina de fresas
• 1 cajita de gelatina de limón
• 1 lata de leche evaporada
• 1 lata grande de duraznos de almíbar
• 1 taza de agua
• 1 taza de azúcar blanca
• 1/3 taza de jugo de naranja
• ½ kilo de fresas
• ¾ cucharadita de sal
• 4 huevos

Torta Helada: Delicioso y Refrescante Postre Peruano

Preparación

Lo primero que debemos hacer es preparar el bizcocho. Para ello, precalentamos el horno a 180 grados centígrados y engrasamos el molde a utilizar.

Ahora separamos las yemas de las claras del huevo y batimos las claras a punto nieve, agregando el azúcar poco a poco. Mientras seguimos batiendo, agregamos las yemas. Con la ayuda de una espátula realizamos movimientos envolventes e incluimos la harina y el jugo de naranja.

Llevamos nuestra mezcla a un molde y procedemos a hornear. Una vez que nuestro bizcocho está listo, retiramos del horno y dejamos enfriar. Luego desmoldamos y cortamos por la mitad de manera horizontal.

Mientras tanto aceitamos ligeramente el molde donde se hizo el bizcocho y lo reservarvamos para más tarde.

Ahora nos toca preparar el almíbar. En una olla colocamos el azúcar y 1 taza de agua y lo hervimos hasta que se forme un almíbar ligero. Escurrimos los duraznos al jugo y guardamos el almíbar para después.

El siguiente paso es disolver la gelatina de fresa en 1 taza de agua hirviendo y dejamos enfriar para luego llevar al refrigerador. Una vez que ha cuajado bien, cortamos las fresas y algunos duraznos, los acomodamos con mucho cuidado y volvemos a refrigerar.

Es hora de disolver la gelatina de limón en 1 taza de agua hirviendo. Después agregamos agua fría y dejamos enfriar.

Batimos la leche evaporada hasta que se espese, y luego agregamos la gelatina de limón. Seguimos batiendo hasta formar una mezcla homogénea y llevamos al refrigerador para que cuaje un poco.

También debemos vertir una parte de la leche encima de la capa de la gelatina de fresa.

Ahora vamos a dividir la mezcla de gelatina batida en tres partes. Vertimos una parte de la gelatina batida en el molde de frutas con la gelatina de fresa y lo llevamos a la refrigeradora.

Cuando la primera capa de gelatina batida ha cuajado colocamos una capa de bizcocho encima. Luego bañamos el bizcocho con el almíbar que reservamos de la lata de duraznos.

Luego vertimos la segunda parte de la gelatina batida sobre el bizcocho.

Ahora esparcimos los duraznos picados y colocamos la segunda capa del bizcocho y la bañamos con el almíbar de azúcar y agua.

El siguiente paso es vertir la tercera y última porción de gelatina batida sobre el bizcocho.

El molde lo llevamos a la refrigeradora, lo cubrimos con film plástico y refrigeramos hasta el día siguiente.