La gastronomía china basa muchos de sus platillos en verduras típicas orientales.