Los postres típicos de la repostería vasca se elaboran principalmente a base de leche y frutos de la zona.