El flan de vainilla es un postre clásico y super fácil de hacer, el cual se caracteriza por su sabor delicado pero tentador y por eso le encanta tanto a niños como a adultos. Es perfecto para reuniones u ocasiones especiales con la familia.