El durián es un tipo de fruta que se puede encontrar disponible en la parte sur del Asia, obteniéndose de un árbol que mide unos 25 metros por lo general, contando con características peculiares que lo convierten en una alternativa que quizás muchas personas buscarían poder dejar de lado antes de degustarlo.