Una sopa fría es una preparación culinaria que, siendo de textura líquida o cremosa, se sirve a temperatura inferior a la temperatura ambiente.