¿Te provoca algo sano para picar? Entonces anímate por los chips caseros de verduras. Se trata de una receta deliciosa, rápida y muy fácil de hacer. Se pueden realizar tanto fritas en aceite como deshidratadas al horno.