Los alimentos no perecederos o no perecibles son comidas que no se deterioran con ningún factor, no requieren de refrigeración y no se echan a perder a menos que sean abiertos o perforados.