Las tortas de carne son un motivo especial para engreír a nuestros familiares con un platillo poco convencional. La creatividad en la cocina no tiene límites y hoy explotaremos esa parte mágica que hay en tus manos, para poder realizar unas ricas tortas ahogadas, pon mucha atención al siguiente post.

Receta Original de Tortas Ahogadas

Ingredientes

Para poder realizar nuestras tortas ahogadas necesitaremos los siguientes ingredientes: 800 gramos de carne maciza de puerco, lomo o pierna, 1 cebolla partida a la mitad, 3 dientes de ajo, 1 hoja de laurel, 1 ramita de orégano y sal al gusto.

Para la salsa de jitomate: 1 ½ kilo de jitomate picado de manera tosca, ½ taza de agua, 1 ½ cebollas picadas también toscamente, 2 dientes de ajo, 1 cucharada de orégano seco y también sal al gusto. Mientras que, para la salsa picosa necesitaremos: 100 gramos de chile de árbol, 1 taza de agua, ½ taza de vinagre blanco y sal al gusto.

Preparación

Una vez que tenemos todos los insumos, vamos a comenzar a preparar la salsa de jitomate: Primero ponemos a cocer todos los ingredientes hasta que queden bien cociditos, después los dejamos enfriar un poco, licuamos y colamos. Se sirve tibia o fría.

Receta Original de Tortas Ahogadas

En cuanto a la salsa picosa vamos a asar los chiles y les quitamos las pepitas para luego licuarlos, con vinagre y sal. Ahora, los birotes se parten por el medio a todo lo largo, pero cuidando de que no se desprendan totalmente, se rellenan con la carne y se baña la mitad con la salsa de jitomate que hemos preparado.

Servimos la salsa aparte para que así, quienes gustan del picante puedan servirse a su gusto, pues este preparado es muy fuerte. La presentación de la torta ahogada se hace en platos hondos individuales. Cada mitad de la torta se baña con la salsa de jitomate y la otra se deja como está para poder cogerla con la mano.