Porque la cocina nos evoca un sinnúmero de sentimientos es que volcamos nuestra creatividad a preparar los mejores platillos y postres que harán a más de uno chuparse los dedos. En este post aprenderemos a realizar una Tarta de Queso Philadelphia o Tarta Philadelphia de una manera rápida y sencilla. Sin utilizar horno. Es una receta tan fácil que pueden ayudarte tus propios niños y así incentivar en ellos el gusto por la repostería.

Receta de Tarta Philadelphia

Ingredientes

Los ingredientes que vamos a emplear son: 1 tarrina de queso Philadelphia, 2 brick de 250 ml de nata, 6 cucharadas de azúcar, 1 sobre de gelatina de limón en polvo, 1 paquete de galletas, 150 gramos de mantequilla, mermelada de fresa o del sabor que te plazca.

Preparación

Una vez que ya contamos con los insumos el primer paso será triturar las galletas hasta que se queden en polvo. A continuación fundimos la mantequilla y la vertemos sobre las galletas. De modo que quedará una pasta espesa.

Con esta pasta vamos a cubrir un molde para tartas, aplastándola con una cuchara. Luego guardamos todo en la nevera.

Ahora en un recipiente al fuego ponemos la nata, la gelatina y el azúcar, y removemos hasta que se disuelva la gelatina y el azúcar, intentando que no llegue a hervir. Apartamos del fuego y añadimos la tarrina de queso Philadelphia. Una vez batida incorporamos todo al molde de la tarta con la base de galletas.

Receta de Tarta Philadelphia

Cuando ya se enfrió la llevamos a la nevera y cuando ya esté frío y sólido (dentro de 6 horas) desmoldamos rápido para añadirle encima la mermelada y así quedará listo para comer.

Si deseas que se solidifique más rápido, una vez que esté frío colócalo en el congelador procurando dejarlo en posición horizontal. Una vez congelado lo sacas y añades la mermelada y dejas descongelarse antes de comerla. Sigue estos pasos para que tú y tus seres queridos disfruten de tan rico placer.