Los suspiros de merengue son dulces populares, sencillos y rápidos de preparar, una delicia y vicio para los más golosos y estéticamente perfectos para una mesa de dulces.

Una de las ventajas de los suspiros de merengue frente a otros postres es que gracias a su pequeño tamaño en forma de estrella ascendente, podemos disfrutar de ellos en varias ocasiones sin empalagarnos.

En esta ocasión aprenderemos a preparar estos clásicos de la repostería.

Receta de Suspiros de Merengue

Ingredientes

• 1 cucharadita de sal
• 100 gr de claras de huevo
• 100 gramos de azúcar blanca
• 100 gramos de azúcar glass tamizada
• Extracto de fresa (o del sabor de nuestra elección)
• Extracto de vainilla

Receta de Suspiros de Merengue: ¿Cómo Preparar/Hacer Suspiros de Merengue Caseros?

Preparación

Una vez que ya tenemos todos los insumos, lo primero que haremos será asegurarnos que se mezclen bien las claras dentro de un bol que luego vamos a meter a la nevera, pues se conservan mejor en el frío.

El siguiente paso es precalentar el horno a 100°C.

Luego procedemos a forrar la bandeja donde irán los suspiros de merengue, con papel especial para horno y la dejamos fuera de él a la espera de nuestros suspiros.

A continuación, conforme se vayan montando las claras en el bol, le vamos agregando sal y la mezclamos con la batidora a velocidad media.

Receta de Suspiros de Merengue: ¿Cómo Preparar/Hacer Suspiros de Merengue Caseros?

Después lo que haremos será ir añadiendo el azúcar blanca poco a poco mientras continuamos batiendo hasta lograr que el merengue este firme y brillante, y es que mientras más firme se ponga, más sencillo se podrá manejar en la manga pastelera. Cuando nuestra mezcla ya esté lista, le añadimos el azúcar glass tamizada.

Ahora separamos la mezcla en dos boles, al primero le agregamos extracto de vainilla y con la ayuda de una espátula revolvemos bien. Al segundo bol le agregamos el colorante rosa.

Es hora de colocar nuestras mezclas en las mangas pasteleras con boquilla de estrella y dejamos caer la mezcla de manera circular y ascendente. Debemos procurar que estén separados entre sí para que no se peguen en el horno.

Es hora de introducir nuestros suspiros de merengue en el horno y dejarlos cocinar durante 1 hora.

Finalmente retiramos la bandeja del horno y dejamos enfriar los merenguitos para que no se peguen al papel.