El solomillo de cerdo a la Wellingston o solomillo al hojaldre es una receta rica y fácil de hacer al horno. Se trata de un platillo de origen anglosajón en el que se envuelve el solomillo en diversas capas de paté y champiñones y lonjas de jamón para terminar con una envoltura de hojaldre. La receta se dio a conocer en Estados Unidos alrededor de 1940.

Receta de Solomillo Wellington de Cerdo

Ingredientes

Para el solomillo:

• 1 huevo
• 1 lata de paté
• 1 placa de hojaldre
• 1 somillo de cerdo
• 100 gramos de lonjas de jamón serrano o ibérico
• 250 gramos de champiñones
• Pimienta
• Sal

Para la salsa:

• 1 cebolla
• 1 cucharada de harina
• 1 zanahoria
• 100 gramos de champiñones
• 2 cucharadas de brandy
• Caldo de carne o de pollo
• Pimienta
• Sal
• Tomillo

Preparación

Lo primero que vamos a hacer es salpimentar y sellar el solomillo en una sartén a fuego fuerte. Mientras tanto, untamos el paté a la plancha de hojaldre.

Cortamos los champiñones en láminas y los incorporamos en la placa de hojaldre. Seguidamente colocamos también las lonjas de jamón, luego el solomillo, y lo envolvemos con las lonjas de jamón, y cerramos todo con la placa de hojaldre.

Batimos el huevo y con él pintamos la masa e introducimos durante 30 minutos en el horno previamente precalentado a 200 grados.

Para preparar la salsa primero picamos finamente la cebolla, la zanahoria y los champiñones y los sofreímos a fuego lento. Seguidamente agregamos una cucharadita de harina, 300 ml de caldo de carne o pollo, un poco de tomillo, brandy, sal y pimienta. Dejamos cocinar durante 15 minutos a fuego bajo.
Finalmente dejamos reposar el solomillo y para servir lo cortamos con un cuchillo de sierra en rebanadas de 2 a 3 centímetros de ancho. Se puede acompañar de puré o ensalada.