Receta de Pastel de Mantequilla Casero y Esponjoso

Desde pequeños los dulces y postres han formado parte de nuestra dieta gracias a la dedicación de mamá en la cocina. Cada ocasión especial dentro de la familia se presta para compartir y deleitarse alrededor de la mesa con las recetas caseras, más aún si se trata de un delicioso pastel de mantequilla. Hoy desempolvaremos el recetario para traer al presente aquella receta que nos hará recordar esas tardes familiares. ¿Estás listo(a) para preparar una receta tradicional y básica que no escatima en sabor?

Receta de Pastel de Mantequilla

El pastel de mantequilla también llamado como bizcocho de mantequilla, cuatro cuartos, pound cake, butter cake o quatrequarts es un pastel rico y suave, de sencilla y prática preparación. No se requiere de grandes dotes de repostería, sino más bien un poco de paciencia.

El tiempo de preparación se estima en unos 20 minutos y para el horneado será de 30 a 40 minutos. El pastel que haremos hoy nos dará hasta 12 porciones.

Ingredientes

• 1 ¾ de taza de leche
• 1 y ½ tazas de azúcar
• ¼ de cucharada de sal
• 3 cucharadas de cucharada de extracto de vainilla
• 3 cucharadas polvo para hornear
• 3 huevos
• ¾ de taza de mantequilla o margarina
• 4 ½ tazas de harina

Receta de Pastel de Mantequilla

Preparación

Lo primero que debemos hacer es precalentar nuestro horno a 190° C.

Engrasamos un molde con mantequilla y harina. Por otro lado cernimos la harina, el polvo para hornear y la sal juntos.

En un recipiente aparte mezclamos el azúcar, la mantequilla, los huevos y el extracto de vainilla juntos. Batimos a una velocidad media hasta que obtengamos una mezcla ligera y esponjosa. Luego agregamos la mezcla de ingredientes secos (harina, polvo para hornear y sal), y batimos nuevamente.

Receta de Pastel de Mantequilla Casero y Esponjoso

Es hora de vertir la mezla en el molde engrasado con mantequilla y distribuimos bien con la ayuda de una espátula.

Ahora pasamos a colocar el molde en el horno, y dejarlo de 30 a 40  minutos.

Para comprobar que el pastel está en su punto, iremos picando el molde con un palillo hasta que este salga limpio.

Después retiramos el pastel del horno y lo cubrimos con una servilleta y lo dejamos reposar por 10 minutos y ¡Listo para cortar y servir!