El cerdo es uno de los platillos más deliciosos que podemos preparar en nuestra cocina y si se trata de deleitar a nuestra familia con esta suculenta carne podemos apelar a cientos de recetas, pues la carne de cerdo puede prepararse de diversas formas. Pero hoy aprenderás a cocinar una exquisita oreja de cerdo a la plancha, siendo este uno de los platos más demandados y sobre todo fáciles de preparar. Es ideal para degustar acompañad de una cervecita o vino.

Receta de Oreja de Cerdo

A pesar de no ser tan consumido pocas personas saben que la oreja de cerdo es una de las partes del animal que tiene un sabor peculiar (si se prepara de la manera adecuada) que gusta mucho a las personas, y si bien no se debe comer seguido es bueno de vez en cuando engreírnos con un gustito como este. Sin más que decir manos a la obra.

Ingredientes

Para preparar nuestra oreja de cerdo a la plancha necesitaremos los siguientes ingredientes: 500 gr de oreja de cerdo que puede adquirir con más confianza en un supermercado, pues la presentación es envasada y previamente cocida y cortada. Después un pimentón dulce, pimienta negra molida, perejil, un poco de aceite de oliva, 2 ajos y sal.

Receta de Oreja de Cerdo

Preparación

La preparación a la plancha consiste primero en emplear la cantidad de aceite mínima, pues la oreja pose su propia grasa y esto hace que se cocina casi naturalmente. Solo debemos usar el aceite de oliva para engrasar la plancha; puedes ayudarte con una brocha de silicona.

Ahora lo que haremos será picar los ajos y llevarlos a dorar un poco por unos minutos y luego retiramos. A continuación ponemos la oreja de cerdo al fuego y vamos removiendo constantemente hasta ver que alcance su punto, luego añadimos lo que doramos (perejil, pimienta negra y sal). También le pondremos un poquito de pimentón dulce y lo mezclamos con la oreja para que quede impregnado en ella. Ten cuidado que no se te vayan a pegar.

Al final la oreja debe quedarte bien doradita, te darás cuenta y es allí cuando deberás sacarla del fuego. No olvides que puedes acompañarla con un buen trozo de pan que te sentará de maravilla.