El “Marshmallow” o Malvavisco es una rica golosina que se compone de azúcar o jarba de maíz, está hecha a base de clara de huevo batida, gelatina ablandada con agua, goma arábiga y saborizantes. El resultado de esta mezcla es una masa esponjosa. Estos malvaviscos pueden degustarse asados, tostados y acompañados de una buena taza de chocolate o café moca.

Receta de Marshmallow: ¿Cómo Preparar Malvaviscos?

En la actualidad podemos adquirirlos en los supermercados ya listos para comer, sin embargo si eres de las personas que les gusta conocer y preparar todo por sí mismas, aquí te dejamos la receta para unos ricos marshmallows caseros.

Los ingredientes que vamos a necesitar para su preparación son: 500 gr de azúcar, 250 ml de agua, 15g gelatina sin sabor, 2 cucharadas de esencia de vainilla, 1 cucharada pequeña de sal y por último azúcar flor para espolvorear.

Receta de Marshmallow: ¿Cómo Preparar Malvaviscos?

Comenzaremos la preparación colocando dentro de una olla el azúcar y llenarla hasta la mitad con agua a una temperatura normal, luego la llevamos al fuego alto y la dejamos hasta que logremos almíbar a punto de hilo fuerte nos daremos cuenta de que ya está listo cuando al tomar un poco con los dedos veamos que al estirar no se rompe.

Mientras se va calentando el almíbar, tomamos un bol para batir la gelatina junto a la vainilla, la sal y el resto de agua. Ahora que el almíbar ya está en su punto lo vertemos sin parar de batir hasta verlo de color blanco. Después colocamos la masa y espolvoreamos en una fuente con la azúcar flor y listo.

Por último trata de emparejar y espolvorear más con azúcar flor. Espera un poco a que todo se enfríe y luego corta cuidadosamente la forma en cubo o cuadrados. Ojo que si deseas darle a tus marshmellows un color especial solo debes añadirle en el procedimiento del batido gotitas de colorante para repostería.