Nos trasladamos hasta México para introducirnos en la cocina de este país y sacar una de las recetas más deliciosas que, con un poco de paciencia, podemos degustar desde casa. Este platillo se llama Chiles en Nogada y llevan de todo, colores, variedad de texturas y sabores.

Receta de Chiles en Nogada

Los chiles en nogada son una mezcla de carne molida junto a una variedad de frutas secas y está bañado de una riquísima salsa de nuez de castilla (la nogada). Suele estar adornada con granada y perejil: de este modo está presente el verde, blanco y rojo de la bandera mexicana.

Ingredientes

Esta mezcla entre dulce, salado y crujiente es deliciosa. Para poder prepararla necesitaremos: 3 tazas de nuez de castilla pelada, 3 tazas de leche, 6 tazas de chiles poblanos medianos, 3 tazas de crema ácida, 225 gramos de queso fresco, 1 cucharadita de sal, ½ granada fresca, ramitas de perejil.

Preparación

Comenzaremos poniendo las nueces peladas en un recipiente hondo y la mezclamos con la leche. Luego introducimos la mezcla en el refrigerador por unas 6 horas o de un día para otro. Luego toca preparar el picadillo y dejamos enfriar a temperatura normal. Ahora retiramos la mezcla de nuez del refrigerador y la dejamos fuera a temperatura de ambiente. Asamos los chiles dándoles vuelta regularmente, de modo que la capa exterior de su “piel” quede tostadita y se haga ampollas en toda la pieza. Luego los meteremos en una bolsa de plástico para que reposen a temperatura normal. Cuando estén fríos los sacamos y pelamos cuidando que no se rompan.

Receta de Chiles en Nogada

A continuación abrimos cada chile y le quitamos las semillas para dejar el tallo intacto. Ahora rellenamos cada uno con una taza de picadillo.

Para preparar la nogada vamos a colar las nueces, dejando a un lado la leche donde fueron remojados, pero no la botamos. Las ponemos en un vaso de licuadora y las licuamos con el queso fresco, la crema ácida, sal y una taza de la leche que quedó. De todo ello saldrá la mezcla aterciopelada.

Separamos la granada en granos individuales y picamos el perejil. Colocamos los chiles rellenos de picadillo en un plató decorando el mismo. A éstos les verteremos la nogada y adornamos con la granada y el perejil.