La cocina italiana despierta el placer en uno de nuestros sentidos más beneficiados: el paladar. Pocas cosas son tan ricas en el mundo como comer y esto lo saben muy bien los italianos. Por esta razón en este post te traemos una receta formidable de unos exquisitos cannelloni o canelones que estamos seguros te dejarán más que satisfecho.

Receta de Cannelloni

Ingredientes

Lo primero que haremos será conseguir los siguientes ingredientes: 400 gramos de carne picada de ternera, 400 gramos de carne picada de cerdo, 200 gramos de panceta, 18 placas de canelones de pasta fresca, 1 cebolla, ½ vaso de leche fresca, 1 diente de ajo, 1 cucharada de harina, 2 cucharadas de aceite, salsa de tomate, salsa bechamel, queso rallado, 4 hojas de albahaca fresca, 1 cucharada de orégano, mantequilla y por último sal.

Preparación

Comenzaremos tomando una sartén para calentar el aceite en ella, mientras, vamos picado el ajo y cebolla bien finos, los freímos en la sartén y cuando agarren color, le ponemos la carne de ternera, la de cerdo y la panceta. Allí mismo vamos sazonando con sal y dejamos que se fría, dando leves movimientos para que no se peguen. Esperamos un poco más y le ponemos 4 o 5 cucharadas de salsa de tomate y vamos removiendo bien.

Receta de Cannelloni

Al ver que la carne está lista, le añadimos la cucharada de orégano, las hojas de albahaca picadas, la cucharada de harina y seguimos batiendo. Luego vertemos el vaso de leche de a pocos. Dejamos esta solución por unos minutos y retiramos todo del fuego. Finalmente trituramos.

Ahora ponemos a hervir las placas de canelones en agua salada y terminando las colocamos en un bol de aguas fría y hielo. Luego ponemos a precalentar el horno a 200°C. A continuación ponemos la carne en cada placa como relleno dentro de cada canelón (como 2 cucharadas) y vamos enrollando poniéndolos en una fuente de horno engrasada con mantequilla.

Para ir terminando ponemos una primera capa de salsa bechamel y colocamos los canelones en fila cubriéndolos totalmente con esta salsa, que no debe estar muy espesa, y espolvoreamos con queso rallado. Por último introducimos todo en el horno y dejamos que se prepare entre 5 y 10 minutos aproximadamente. Retiramos y A mangiare!