El vinagre de manzana es un tipo de vinagre elaborado de la fermentación de los azúcares, bien sea del zumo de manzana, bien de sidra que posee cualidades tanto culinarias, como medicinales.

Propiedades y Beneficios del Vinagre de Manzana

¿Cómo se prepara?

El vinagre de manzana se puede realizar en casa a través de un proceso de fermentación fácil. Solamente debemos echar jugo puro de manzana en un poco de agua y dejarlo reposar por varios días. Durante el proceso de fermentación, el azúcar en el jugo de manzana es convertida por bacterias y levaduras en alcohol y luego en vinagre.

Propiedades y Beneficios

El vinagre de manzana es beneficioso para las personas que sufren de hipertensión y colesterol alto. Se recomienda beber 3 veces al día, 2 cucharadas de vinagre de manzana disuelto en agua para normalizar la presión arterial y bajar el colesterol.

Otro de los beneficios del vinagre de manzana es que ayuda a adelgazar, mejorar la digestión y evitar gases. El ácido acético que se encuentra en el vinagre de manzana es el responsable de la reducción de peso corporal, grasa abdominal y circunferencia de la cintura. El vinagre de manzana es saciante. Se recomienda beber un vaso de agua con 2 cucharadas de vinagre de manzana antes de las comidas durante 5 días.

Propiedades y Beneficios del Vinagre de Manzana

El vinagre de manzana también ayuda a la diabetes y es que regula los niveles de glucose en la sangre. Para ello debemos tomar 2 cucharadas de vinagre de manzana diluidas en un vaso de agua antes de acostarnos.

Una de las propiedades del vinagre de sidra de manzana es que se usa como antiséptico para la tos y el dolor de garganta. Unas gárgaras se pueden hacer mezclando 1 cucharada de vinagre con una taza de agua templada.

El vinagre de manzana también tiene propiedades tópicas para la piel. Ayuda a eliminar hongos, acné, espinillas, grasa y manchas, además de equilibrar el pH de la piel. Se pueden agregar 2 o 3 tazas de vinagre de manzana al agua en la tina y meterse por unos 15 minutos. Otra opción es mezclar una cucharada de agua con 1 cucharadita de vinagre y aplicarse la solución directamente sobre la zona afectada con un algodón.