Dentro de la panadería podemos encontrar a los pasteles como su producto más dulce, asimismo también considerados entre los más grasosos. Son estas características las que al fin al cabo los han vuelto muy populares entre el público consumidor, contando además con una gran versatilidad debido a poder ir cubierto o relleno de diversas cremas, frutas y hasta inclusive carnes. Por todo esto bien se puede decir que cualquier persona puede encontrar un tipo de pastel que se adecue en buen modo a sus exigencias de gusto.

Pasteles: Masas de Harina y Manteca Cocidas al Horno

Una buena manera de comprender mejor lo que viene a ser un pastel es que su masa se encuentre conformada principalmente por harina y manteca, además que también encontrarse cocido al horno. Por todo esto hay que poder saber diferenciarlos de las empanadas, las cuales son generalmente saladas.

Pasteles: Masas de Harina y Manteca Cocidas al Horno

Los pasteles se presentan además en todo tipo de tamaño, pudiendo encontrar aquellos que prácticamente se pueden consumir con tan solo una mano, o aquellos otros mucho más grandes que requieren de ser cortados para su mejor consumo. El término por esto mismo suele abarcar generalmente una gran variedad de tartas, bizcochos, queques, tortas, etc.