Hay momentos durante el día en que deseamos endulzar el paladar con alguna golosina que aunque parezca raro puede cambiarnos el estado de ánimo; y qué mejor manera de hacerlo que con un chocolate para “endulzar la vida”. Por eso hoy hablaremos un poco de la historia de los riquísimos M&M’s y la hegemonía que tiene en un mercado donde ya ha captado a un público objetivo amante del chocolate.

M&M´s: Bolitas de Chocolate recubiertas de Azúcar

Los M&M’s son pequeños chocolates con leche revestidos de azúcar, que la compañía Mars Incorporated ha sabido hacer populares en diversos países por todo el mundo. Desde un principio los deliciosos caramelos se presentaron en seis colores: rojo, anaranjado, amarillo, verde, marrón y azul. Sin embargo también se dan variaciones que son raras de encontrar, pero que sin duda hacen más interesante la experiencia de un M&M. Entre ellas están el chocolate-menta, dulce de leche, caramelo, almendra, chocolate blanco, chocolate oscuro entre otros.

La historia de los M&M’s se relaciona con los “Smarties” ingleses. Se sabe que Forres Edward Mars vio durante la Guerra Civil Española a los soldados comer bolitas de chocolates que estaban cubiertas de azúcar para evitar que el calor las derritiera entre los dedos. De este modo cuando en 1939 Forrest Mars junto a su socio R. Bruce Murriec compraron los derechos del producto, lo llevaron a Estados Unidos y lo llamaron de otra manera, por ello el chocolate se llama M&M pues lleva las iniciales de los apellidos de ambos.

M&M´s: Bolitas de Chocolate recubiertas de Azúcar

Los M&M’s comenzaron a comercializarse en 1941 y para inicios de la década del 50 ya contaban con gran popularidad entre el público gracias al auge de la televisión y la publicidad de aquel entonces. En 1954 aparecieron los emblemáticos personajes de M&M’s junto al legendario eslogan “El chocolate se derrite en tu boca, no en tu mano” que afianzarían aún más la supremacía de este chocolate que sigue vigente hasta nuestros días.