La manzanilla también conocida como camomila común es una de las hierbas más usadas. Se trata de una hierba perenne de la familia de las asteráceas, la cual tiene propiedades medicinales. Tiene tallos erectos con pequeñas flores blancas y es originaria de Europa.

Manzanilla: Hierba Aromática de Sabor Agradable

La manzanilla cuenta con varios tipos, la alemana o dulce, la romana o común, y la bastarda o de los campos.

La manzanilla tiene propiedades antimicrobianas y funguicidas, es antiinflamatoria, ayuda a la cicatrización, a los problemas digestivos, es calmante y tranquilizante, y además es diurética.

La forma más común de usar la manzanilla es en bebida aromática o infusión pues cuenta con un sabor agradable.

La manzanilla, usada como bebida o tópico, puede tener interacciones dañinas con algunas drogas o condiciones físicas. No se debe tomar con manzanilla si se está siendo tratado por problemas de coagulación. Tomar manzanilla con aspirina o con drogas antidepresivas también puede provocar reacciones perjudiciales en el organismo. Se recomienda también que las mujeres embarazadas y lactantes se abstengan de usar manzanilla.