Si la pizza es el plato más icónico dentro de la gastronomía italiana esto no significa que no se deba dejar de lado a la lasagna (también conocida como lasaña), plato consistente a pasta servida en capas entre las que se puede encontrar contenidos de carne con salsa a la boloñesa, queso y/o vegetales, según sea el gusto de quien la vaya a consumir.

Lasagna: Tipo de Pasta Servido en Laminas

Los ingredientes de la lasagna incluyen 400gr de de pasta de lasagna, 800gr de carne molida, 1 cebolla, dientes de ajo, 2-3 hojas de laurel, albahaca fresca, sal, pimienta, 1 taza de mozzarella, salsa de tomate casera y salsa bechamel.

Se pica y frie la cebolla junto al laurel para agregar luego la carne molida, 2 dientes de ajo, albahaca fresca, sal y pimienta. Se cocina removiendo y se saca las hojas de laurel. Aparte se hierven los tomates para luego cortarlos en cuadrados y ponerlos en una olla junto a otros 2 dientes de ajo picados, albahaca, pimienta, cucharita de azúcar y sal; se cocina a fuego medio sin tapar. Aparte se debe tener la salsa bechamel.

Lasagna: Tipo de Pasta Servido en Laminas

Aparte se aceita una fuente rectangular y se coloca un poco de salsa bechamel, luego una capa de pasta de lasagna y seguido 1/3 de salsa de tomate, 1/3 de la preparación de la carne molida, salsa bechamel y mozzarella. Se repite este orden y se lleva al horno a 180° durante 30 minutos aproximadamente.