La gastronomía de cada país nos ofrece exquisitos platillos para todos los gustos y el paso del tiempo ha enraizado más las costumbres y tradiciones que giran en torno a la cocina de una nación. El día de hoy hablaremos acerca de la cocina chilena y el exquisito aporte que ha dado a la gastronomía mundial.

Gastronomía Chilena: La Cocina de Chile

La cocina chilena es el resultado de la fusión de la tradición indígena y el aporte español en tiempo de la Colonia, pues allí se combinaron alimentos, costumbres y hábitos de cocina. Con el paso del tiempo se redujo el aporte de cocinas europeas como la alemana e italiana dentro de la gastronomía chilena, sin embargo durante el siglo XX la cocina francesa dejó una notable huella originando lo que se conoce actualmente como “cocina criolla chilena”, que se caracteriza por diversos sabores y colores que se disfrutan por todo el territorio chileno. Estos platillos suelen acompañarse de tragos típicos como pisco y el vino chileno.

Los platos que más suelen degustarse y que forman el top de la cocina chilena son: el asado, la cazuela, el charquicán, el curanto, las humitas, las empanadas de pino, el pastel de choclo y el pumay como los más representativos. Para valorar estos platos y todo lo que encierra el mundo culinario en Chile es que cada 15 de abril se celebra el “Día de la cocina chilena”.

Gastronomía Chilena: La Cocina de Chile

Como en cualquier parte del mundo las recetas varían de acuerdo a la geografía, sin embargo en Chile podemos identificar tres macro zonas gastronómicas: La gastronomía del Norte de Chile, la gastronomía del Centro de Chile y por último, la gastronomía del Sur de Chile.

La cocina chilena ha recibido el aporte de muchos aborígenes por todo el país, pues éstos van desde costumbres a productos como: aves, carnes, mariscos y pescado, que presentan muchas preparaciones y condimentos. Al mismo tiempo el aporte extranjero ha dado cabida a una gama de bebidas y postres que complementan la originalidad y exquisitez de la comida chilena.