Las galletas de jengibre son un clásico de las recetas navideñas, sin embargo puede prepararse en cualquier época del año, pues estas divertidas galletas son perfectas servirles a los niños en el desayuno o la merienda.

Galletas de Jengibre: Clasicas Galletas de Navidad

Las galletas de jengibre pueden tomar diversas formas, de hombre, de casita, de árbol de navidad, de campana, de estrella, de corazón, y se pueden decorar al gusto personal. ¿Sabías que su origen se remonta a la Reina Isabel I de Inglaterra, que regalaba galletas de jengibre con forma de hombre?

Ingredientes

Para preparar las galletas de jengibre necesitamos de 4 tazas de harina, 1 cucharada de levadura en polvo, 2 cucharaditas de jengibre molido, 2 cucharaditas de canela molida, ¼ de cucharadita de clavo de olor, 1 taza de mantequilla, 1 taza de azúcar morena, 1 huevo y ½ taza de miel. Para decorar opcionalmente podemos hacer uso de azúcar impalpable, cobertura de chocolate y/o hojas de menta.

Preparación

El procedimiento es sencillo, debemos mezclar en un recipiente la harina, el jengibre, la levadura, la canela y el clavo de olor.

Por otro lado, en otro bol, batimos la mantequilla con el azúcar hasta que ésta se disuelva totalmente. Luego incorporamos la miel y el huevo.

Galletas de Jengibre: Clasicas Galletas de Navidad

Es hora de mezclar todos los ingredientes hasta obtener una masa homogénea, y colocar la masa en un recipiente hermético, y dejarlo reposar por un par de horas. Transcurrido el tiempo, estiramos la masa con un rodillo sobre la bandeja del horno, y recortar la forma de las galletas con moldes.

Una vez que tenemos lista la forma de las galletas, precalentamos el horno a 180 grados centígrados y horneamos durante 15 minutos hasta que queden doradas.

Si queremos decorar las galletas, finalmente dejamos enfriar las galletas, y colocamos los ingredientes con los cuales realizaremos nuestro diseño.