Como un tipo de postre muy común que podemos encontrar en la actualidad en diversas partes del mundo se tiene a las crepes, la cual es una receta sencilla que consta más que nada de una masa que se pone a cocinar en la sartén o una máquina para crearlas, siendo una alternativa que es más común poder apreciarla siendo consumida durante los desayunos. El origen de las crepes es francés, siendo el país en donde llegó a convertirse en un elemento común dentro de la dieta de sus pobladores, pasando rápidamente a cruzar las fronteras hacia el resto de Europa y el mundo.

Crepes: Sencillo Postre Frances

En caso de que quieras preparar crepes en casa debes tener en cuenta que no se trata de una receta de elaboración complicada, siendo así que para poder contar con 8 de estas mismas, lo óptimo para un par de personas, vas a requerir de los siguientes ingredientes: 250 gramos de harina, 4 huevos, 1 sobre pequeño de azúcar, una pizca de sal, ½ litro de leche entera y 50 gramos de mantequilla.

La receta comienza echando la harina en una fuente para luego ir agregando de a pocos tanto los huevos como la leche, huevos, sal y el azúcar, lo cual va a terminar dando como resultado una masa lisa y ligera que se debe dejar reposar por lo menos unos 5 minutos antes de dar paso al paso final de su preparación. Mientras esto sucede untamos una sartén con la mantequilla y la calentamos a fuego medio, cuando sintamos que se está listo con el apoyo de un cucharón sopero para verter la masa.

Crepes: Sencillo Postre Frances

Aproximadamente cada capa de la crepe debe ser dorada durante un minuto para así poder tenerla lista, teniendo luego que pasar a acompañarlas con diversos contenidos tales como por ejemplo miel, chocolate, queso, mermelada e inclusive hasta con algún tipo de carne en el caso de las saladas.