La comida mexicana ha ido más allá de las barreras territoriales para saltar hasta la mesa de los comensales más exigentes de todos los países. Con un estilo y una receta singular se han ido ganando el respeto culinario de cada mesa donde se hace presente. En este post aprenderemos a preparar unos deliciosos tacos guisados de carne que te quedaran para chuparse los dedos.

¿Cómo Preparar Tacos Guisados Económicos?

Ingredientes

Los ingredientes que vamos a necesitar son: medio kilo de carne de ternera, una cebolla mediana, tortillas de maíz, cilantro, salda de chile, guacamole, aceite de oliva virgen y sal.

Preparación

Para comenzar a preparar nuestros tacos guisados tenemos que escoger una buena carne magra de ternera (res). La podemos conseguir en la carnicería de más confianza o en el supermercado donde ya incluso vienen cortados de la manera en que deseas prepararlas.

Esta carne contiene poca grasa y es rica en fibra por lo cual nos proporciona una gran fuente de proteínas. Una vez comprada la cortamos en filetes, la salpimentamos y ponemos en una sartén a que se fría con un poco de aceite de oliva virgen por ambos lados.

Una vez que la carne esté hecha la cortamos en trozos pequeños como si fueran taquitos. A continuación pelamos una cebolla y le quitamos la capa exterior el resto lo vamos cortando en trozos medianos en forma de daditos. Ahora lavamos el cilantro para picarlo. Al final salteamos ligeramente la cebolla y el cilantro.

Paso siguiente. Necesitamos salsa guacamole para esta receta la cual se puede adquirir en un supermercado o hacerlo de manera casera. Saca la pulpa de los aguacates, le pones el zumo de limón para que no torne oscura, luego añade la cebolla picadita, el cilantro picado y el chile picado con un poco de salsa picante.

Cuando ya tenemos todo lo anterior listo, vamos a calentar las tortillas de maíz para la cual vamos a usar una plancha o sartén y calentarlas una por una. Cuando estén calientes vamos a montar los tacos poniendo en cada tortilla un poco de la carne mezclada con la cebolla y el cilantro que calentamos antes y la acompañamos con un poco de guacamole.

No olvides servir la tortilla doblada por la mitad y ponerle alguna salsa al gusto. Buen provecho.