¿Cómo Preparar Pizza? Receta de Pizza Casera

Muchas veces la comida convencional satura un poco nuestro paladar, y lógicamente queremos degustar de algún platillo fuera de lo común o cuando menos engreírnos con un gustito. Es así que hoy decidimos romper la rutina y preparar una deliciosa pizza casera sin necesidad de acudir a un local o pedirla por teléfono ¿Por qué? Porque es rápida y sencilla.

Si bien existen variedades de pizzas que difieren en ingredientes y que pueden parecer ciertamente complejas, también puede ser fáciles de cocinar como la que traemos hoy; podrás hacerla tú mismo desde la comodidad de tu hogar siguiendo cuidadosamente los pasos que te enseñaremos a continuación.

Los ingredientes que necesitarás serán: 300 gramos de harina, 5 gramos de levadura de panadería, 160 ml de agua, 20 ml de aceite de oliva, 1 cucharada de sal, 200 g de salsa de tomate, 100 gramos de mozzarella y por último 100 gramos de jamón de york.

Comenzamos colocando sobre un bol, todos los ingredientes para la masa, es decir: la harina, agua, levadura, aceite y la sal. Existe un parecido entre una pizza y un pan, pues podemos emplear todo tipo de harina, eso sí añadiendo la mitad de agua por cada porción de harina (vas midiendo si necesita un poco más).

A continuación procedemos a amasar (una labor muy relajante si no cuentas con amasadora) utilizando la palma de la mano por 10 minutos, hasta que la masa se convierta en fina y flexible y no se pegue en la mesa. Dejamos fermentar la masa tapada, de preferencia en calor para que la masa crezca al doble de volumen, cuando ya ha crecido, tomamos la masa y la volvemos a amasar ligeramente haciendo que recupere el volumen inicial.

¿Cómo Preparar Pizza? Receta de Pizza Casera

Ahora con un rodillo, simplemente la estiraremos tratando de lograr la forma redonda, después comenzaremos por añadir el tomate, el queso y lo que deseemos ponerle.

Cuando todo está listo la introducimos al horno precalentado a 230° C, sobre una piedra o una bandeja (para horno) por un estimado entre 8 y 10 minutos, hasta que resulte doradita y ¡Listo! Con estos sencillos pasos podrás disfrutar de una rica pizza clásica casera. Buen provecho.