La michelada es un coctél popular de origen mexicano, una delicioso y refrescante bebida que se prepara mezclando cerveza, jugo de limón, sal y una mezcla de salsas. Es ideal para relajarse durante un día caluroso, sobre todo si te apasiona el frescor de la cerveza helada, la acidez del limón y el picante del tabasco. ¿Estás listo(a) para estimular tus sentidos?

¿Cómo Hacer una Michelada Clásica y Casera?

El nombre proviene de la palabra Chela, como se conoce popularmente a la cerveza, específicamente de la frase “Mi chela helada”. Esta bebida alcohólica se popularizó durante los años 40 en México, no obstante es muy famosa también en El Salvador, Guatemala y Chile.

Se le considera como un excelente remedio para la resaca.

Preparación

Para preparar la michelada clásica debemos escarchar un vaso con jugo de limón y sal. Luego en el interior del vaso agregamos el jugo de limón, hielo, cerveza, salsa inglesa, salsa de tabasco, jugo sazonador y chamoy. También podemos optar por otras salsas como teriyake o salsa de soya así como jugo de lima y frutas tales como tamarindo y mango.