La cerveza tiene un importante arraigo en todas las culturas a nivel mundial. Esta bebida se ha sabido ganar un lugar importante en las reuniones familiares, amicales y diversas celebraciones. Sin embargo existen ciertos criterios en torno al alcohol que ha hecho que las industrias desarrollen aún más la “Cerveza sin alcohol”.

Cerveza sin Alcohol

La cerveza sin alcohol también se conoce como “Cerveza sin, cerveza baja en alcohol o cerveza floja” es una cerveza con un contenido muy bajo, casi nulo en alcohol. En el mundo la mayoría de las cervezas sin alcohol son lager sin embargo también existen algunas variedades ale.

Si vamos a la Unión Europea los estándares para realizar cerveza sin alcohol están bien fijados. La cerveza no puede contener más de 0.5% de alcohol por volumen, solo así se considera dentro de ese género. En el Reino Unido la legislación establece que la cerveza puede etiquetarse como “no alcohol o alcohol free” cuando su contenido ni siquiera excede el 0.05% por volumen.

En Norteamérica las bebidas que llevan menos de 0.5% de alcohol por volumen ingresan a la lista de las denominadas sin alcohol, de acuerdo con la ya derogada Ley Volstead. Por su bajo contenido alcohólico la cerveza sin alcohol puede venderse a menores en la mayoría de los estados.

Ojo, no debemos confundir esta cerveza con la malta, que a pesar de ser elaborada al igual que la cerveza común no es sometida a fermentación y por el contrario se endulza con azúcar caramelizado que le brinda sus característicos color oscuro y sabor dulce.

Consumir cerveza sin alcohol puede ser la alternativa que estabas esperando y que si eres buen amante de la cerveza no deberías dejar de probar sobre todo por su bajo contenido de alcohol y su sabor grato al paladar.