El Vodka es una bebida destilada de origen ruso compuesta principalmente de agua y etanol, considerada como una de las bebidas con mayor contenido alcohólico pues tiene por lo general 40% de alcohol. Su aporte calórico es de 315 kcal por cada 100 gramos.