A pocas semanas del famoso día de Halloween, muchos ya vienen ansiando que llegue el momento en que salgan a las calles en busca de dulces y también diversión realizando travesuras. El centro de atención en los niños aparte de los disfraces son los dulces, y un dulce muy conocido en los Estados Unidos es el Candy Corn o Dulce de Maíz, el cual conoceremos a través de este post.

Candy Corn: El Dulce Típico de Halloween

El Candy Corn es un producto de confitería que suele regalarse el día de Halloween. Este producto tiene una historia que pasa los 100 años, pues fue credo en 1880 por George Renninger de la Wunderle Candy Company que tenía cede en Filadelfia. El Candy Corn se reconoce por los tres colores que tiene el caramelo. Un amplio extremo amarillo, un centro de anaranjado y una punta blanca, éstos crean la apariencia de un maíz.

Básicamente el Candy Corn está compuesto de azúcar, jarabe de maíz, cera confitera, colorantes y aglutinantes.

Desde un principio se comenzó a elaborar el dulce a mano, combinando el azúcar con el jarabe de maíz, la cera confitera y el agua con los cocidos para hacer una suspensión. Después el proceso químico se añadió pasta de azúcar para la textura junto a malvaviscos que nos dan un bocado suave.

Candy Corn: El Dulce Típico de Halloween

Toda esta mezcla se calienta y se vierte en moldes con forma. Se requieren tres pases para el proceso de vertido.

A pesar de los años la receta sigue manteniéndose como en un principio. El método de producción se llama “modelado de almidón de maíz”. Del tal modo el Candy Corn sigue siendo el mismo producto con la diferencia que la gran demanda ha generado que las manos que lo preparaban en un principio sean reemplazadas por máquinas especiales para este propósito. Es así que el paladar de los niños sigue degustando tan delicioso producto de confitería.