La algarroba es el fruto del algarrobo. Se trata de una vaina coriácea de color castaño oscuro que contiene una pulpa gomosa de sabor dulce.

Algarroba: Propiedades y Características del Fruto del Algarrobo

Es un alimento excelente durante las etapas de crecimiento, embarazo y lactancia, así como para personas que realizan deporte o tienen altas exigencias físicas y mentales.

La algarroba es rica en mucílagos por lo cual ejercer una acción favorable contra las inflamaciones de las mucosas, reduciendo la irritación, tanto en vías respiratorias como digestivas, actuando adecuadamente contra las diarreas. También ayuda a regular el tránsito intestinal combatiendo el estreñimiento.

Gracias a su alto contenido de proteínas, vitaminas y minerales, es un alimento energético ideal que puede usarse como un alimento de pre-entrenamiento. Ayuda a combatir el cansancio y la debilidad.

Protege el sistema cardiovascular. Mantiene estable el ritmo cardiaco y la presión arterial. Evita además la formación de coágulos sanguíneos.

La algarroba se encarga de reducir los niveles de glucosa y nivelar el PH de la sangre.

También combate la acción de los radicales libres.

Fortalece los huesos y dientes, ayuda a mantener en buenas condiciones la vista, la piel, el cabello y las uñas.